Museo experiencial de la frontera. #abp #pbl

Museo vivencial de la frontera

Ese es el nombre que recibió la tarea que realizó mi alumnado de 3º D del curso pasado. Para mi fue una tarea muy especial, porque fue un reto personal que me marqué y porque la situación de partida no era fácil.

El grupo estaba muy dividido y había continuas tensiones entre ellos/as, no había conseguido que fraguaran los grupos y se peleaban mucho. Además cuando planteé varias dinámicas de cohesión, me di cuenta que era un grupo donde la autoestima brillaba por su ausencia. A lo que hay que añadir que contaba con un alumno de NEAE, que no se encontraba nada integrado.

Esa era mi situación de partida para culminar el curso y poner en práctica algo que deseaba desde hacía muchos años: intentar desarrollar el Aprendizaje-Servicio. Lo que para mi significa, y no estoy intentando dar una definición pedagógica, intervenir en tu entorno para hacerlo un poco mejor.

La idea inicial surgió de un grupo. Ese grupo quería crear un juego sobre la inmigración basado en Minecraft, pero eso dejaba fuera a gran parte de la clase. En primer lugar, porque la mitad de la clase no sabía manejarlo, y porque había un grupo numeroso que no les cuadraba la idea de diseñar un juego. Así que les propuse darle una vuelta a su idea, de modo que manteniendo la idea del Minecraft, en vez de un juego crearan un Museo donde se expusieran diferentes fronteras del mundo.

El Museo se instaló en el patio de columnas de mi colegio y cualquier persona que anduviera por allí pudo visitarlo. Acudieron padres/madres, curiosos/as por la performance, alumnado y el resto de miembros de la comunidad educativa que circulaban por allí.

Cada visitante podría aportar una donación en dinero o en productos alimenticios, de modo que a cada una de esas personas se le entregaba un pasaporte, que según el color podía ser nacional, comunitario o extranjero. Esto serviría para identificarte y tratarte según tu nacionalidad y/o cultura. En cada uno de los stands podías descubrir como era la frontera entre Palestina e Israel, con su enorme muro. La frontera entre España y Marruecos en Melilla, así como descubrir que entre España y Portugal sólo nos separa un letrero, o comprobar como existe una frontera entre Austria y Alemania que es un tobogán.

frontera

La visita y la explicación de las fronteras se hacía experiencial no solo porque te explicaran las fronteras, o te trataran de diversa forma según fuera tu pasaporte. A esto había que añadir que en este museo existía una policía que revisaba tu documentación, y si esta no era nacional o comunitaria, te internaban en un CIE. Imaginaos la cara de sorpresa cuando en mitad de la visita, mi persona y otro alumno, deteníamos a alguien y lo dejábamos aislado sin explicarle nada. Hasta que pasado un tiempo nos acercábamos a esta persona, y mi alumno M, este alumno de NEAE era quién les explicaba como funcionaba un CIE y como excluían a esas personas, solo por el hecho de no tener “los papeles en regla”.

El resultado y el proceso fueron especiales, ya que fue un fruto muy ansiado en este grupo y porque sirvió para conseguir que pudieran intervenir en su realidad, aunque fuera de esta manera tan humilde. Así que si queréis trabajar este tema de la inmigración y los refugiados, creo que esto podría ser muy interesante para poder llevarlo a la práctica en vuestros centros.

Anuncios